CORAL CASINO

Argentina

 

Sobran las etiquetas para ayudar a definir el sonido de Coral Casino: R&B onírico, soul digital o pop vaporizado, pero su creciente feligresía insiste en llamarlo “música para franelear”. Lo que tiene sentido si se le presta atención al groove de la dupla, pues fluye sobre la base del letargo y de las atmósferas boreales. No obstante, a pesar de la taciturnidad y del erotismo que las envuelve, las canciones de la gran revelación del indie argentino en 2015 desprenden un luminoso vaho de contemporaneidad. Al punto de que son el enlace entre una escena carente de negritud y la revolución creativa que llevan adelante Drake, Kelela o The Weeknd.

 

Compartir: